ocurrencia.

(De ocurrir).

2. f. Idea inesperada, pensamiento, dicho agudo u original que acude a la imaginación.

de bombero.

1. loc. adj. coloq. Esp. Dicho de una idea, de un comportamiento, etc:  Descabellados, absurdos.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados


domingo, 2 de septiembre de 2007

La Vuelta al “Curro”

Bueno, ya es septiembre y se han acabado las vacaciones.

Ahora viene lo que llaman la depresión post-vacacional:  Tener que enfrentarte, después de un mes, con la mesa del despacho, y con todo lo que se ha acumulado desde que te fuiste.

Lo primero que harás será bajar el correo electrónico. Y aquí empieza la pesadilla....

Verás la barra de progreso diciéndote que tienes más de 200 (en algunos casos más de 1000) correos en tu buzón, y empezarán a bajar.

Dependiendo de la velocidad de la conexión, tardará de unos pocos minutos, a más de un cuarto de hora.

Luego empieza la titánica tarea de revisarlos.  No importa que tengas un buen filtro anti-spam, tendrás que revisar también esa carpeta por si alguno de los que está allí pudiera ser un error.

Al principio prestarás atención, al cabo de 5 minutos, tu cabeza empezará a divagar, recordando las pasadas vacaciones, y mirarás cuantos correos te quedan por revisar.  Te darás cuenta de que sólo has comprobado un 10%, y mirando la cubeta de los papeles, y las notas pendientes de encima de la mesa, te pondrás más y más nervioso.

Relajarás tu atención, y empezarás a poner el “automático” y acelerarás el proceso de eliminación de correos basura.

Casi al final, más o menos 1 hora desde que empezaste, si alguien entra en el despacho y te ve, verá a un individuo que está mirando a la pantalla fijamente y aporreando el ratón como si estuviera jugando al Quake y estuviera rodeado por hordas de enemigos sedientos de sangre en el último nivel.

En este punto, ya has puesto el “automático” y estás eliminando casi cualquier correo de la bandeja.  Quieres terminar lo antes posible, y hacer una pausa para tomar café.

Terminada la magna tarea, digna de ser uno de los trabajos de Hércules, lanzarás un suspiro profundo que se oirá por todo el edificio de oficinas, y saldrás a desayunar y tomarte un café.

Pero no acaba aquí la cosa....

Mientras estás desayunando, la cabeza te dará vueltas, pensando que:

Has estado casi 2 horas revisando los tropecientos correos, de los cuales sólo tres o cuatro no eran basura, volverás tu atención a todo el papeleo que tienes pendiente, y que este si que no es basura, y que tienes que dar curso “para ayer” como te ha dicho el jefe a primera hora.

Empezarás a tener dudas de, si por casualidad has eliminado algún correo importante durante el proceso.

Así que, después de desayunar, volverás y te pondrás a revisar la carpeta de “elementos eliminados” por si se te ha pasado algo por alto.

Cuando acabes, posiblemente será la hora de la comida, y mientras comes pensarás que manera más estúpida e inútil de perder toda una mañana para nada.  Al menos en vacaciones estabas relajado, tranquilo y sin prisas....

Por cierto... ¿sabias que el término “Spam” para correo basura viene de un número que representaron los “Monty Python” allá por los años 70 del siglo pasado en su famoso y surrealista programa de humor absurdo “Monty Python's Flying Circus”?

Aquí tenéis un enlace del YouTube del numerito en cuestión:

¡¡La realidad supera a la ficción!!

Feliz vuelta al tajo.

No hay comentarios